ralph lauren perfumes mujer Le queda algo de democr tico al Polo

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la informaci n y discusi n de todo lo relacionado con nuestro pa s, departamento y ciudad, pero tambi n de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fen menos sociales y datos hist ricos tienen su sitio aqu . Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los dem s y sin insultos. Sus cimientos se han sacudido y las se ales que las directivas de ese partido est n lanzando muestran el talante totalitario que la izquierda ha tratado de disimular en los ltimos tiempos.

La primera se al es la actitud de Carlos Gaviria D az frente a la candidatura oficial de Gustavo Petro: en una muestra de soberbia y desprecio por las decisiones de los electores, el ex Magistrado anunci que no acompa ar al candidato de su partido durante la campa a a la presidencia. La raz n: que Petro lo acus de estar viejo y caduco.

Y qu pas con el compromiso de los precandidatos de acompa ar en la plaza p blica al aspirante que resultara ganador de la consulta? Nada: los compromisos son deshonrados sin el menor pudor. Carlos Gaviria demuestra su convicci n de que los acuerdos son para romperlos, pues lo nico comprensible era que el pacto le fuera til en sus aspiraciones. Un resultado distinto, como el obtenido, lo ha llevado a desconocer la decisi n de las peque as pero respetables mayor as del Polo y plantear una divisi n f sica relativa en realidad entre el bando m s frontal (pro FARC) y el sector del chavismo oculto (FARCsante), es decir, el de Petro.

Es que Gaviria hizo muchos esfuerzos para repetir candidatura: invirti cientos de millones en propaganda. Evit los debates con Petro. Se acost , pol ticamente hablando, con todo aquel que le pudiera ser til para la consecuci n o la compra de votos: los miles de par sitos, fruto del asistencialismo del Polo, unidos a la maquinaria clientelista de la casa Moreno Rojas, se pusieron al servicio de la causa. Tambi n recibi el apoyo del renovado samperismo, y de los m s recalcitrantes columnistas de la prensa tradicional colombiana que ya manifiestan su descontento con Petro porque no habla tan bonito como el decente Gaviria, pues lo importante era asegurar, a cualquier precio, la segunda candidatura a la presidencia.

Tampoco se puede pasar por alto la incoherencia encabezada por Gaviria D az de respaldar, por aquello del pluralismo , el referendo que le permitir perpetuarse en el poder a Hugo Ch vez la reelecci n venezolana es aplaudida y respaldada por el PDA, mientras la colombiana les produce escozor y, seg n Gaviria D az y su cohorte, la voz del pueblo venezolano merece respeto, mientras que la voz del pueblo colombiano es cuestionable y hasta criminal.

Claro que eso de aplaudir las reelecciones que le convienen, y satanizar las que van en contrav a del proyecto totalitario que lidera, no se dio una sino dos veces: los estatutos del Polo prohib an la reelecci n del presidente, pero con tal de mantener al decente defensor de los cr menes altruistas de las FARC, si fue v lido modificar un articulito y permitirle que siguiera al mando de ese partido.

Fue hasta que se lanz nuevamente como precandidato que le entreg el control del Polo al siniestro Jaime Duss n, una de cuyas funciones era ser un garante de neutralidad en la contienda Pero qu va! Si algo caracteriza a la izquierda revolucionaria es su rebeld a ante las normas y en eso Gaviria y Duss n son expertos: el flamante presidente interino del Polo, el mismo que deb a ser imparcial, anunci descaradamente que una vez cerradas las urnas de la consulta, le entregar a la presidencia del Polo a Carlos Gaviria pero a las 11 de la noche tuvo que tragarse la amargura de la derrota.

Sin embargo la debacle no pod a quedar en la impunidad. El Comit Ejecutivo del Polo no va a permitir que Petro participe en una consulta interpartidista y quiere obligarlo a que llegue a la primera vuelta sin aliarse con nadie. Esa es otra forma de desprecio por la decisi n de las mayor as valga reiterar, de la democracia las cuales respaldaron en las urnas la propuesta de Petro de hacer una gran coalici n de los sectores de oposici n.

Esa decisi n del Comit es un ejercicio violento en el que se impone a la fuerza la voluntad de una minor a y se pretende que sea esa voluntad la que rija los destinos de la mayor a entre lo que han venido haciendo las FARC durante medio siglo y las decisiones de la dirigencia del Polo no hay diferencia, pues todo obedece al mismo modelo totalitario que siempre ha practicado la izquierda: imponer a la fuerza.

Pero en la sem ntica izquierdista, que no quepa duda, la imposici n violenta de las minor as sobre la decisi n de la mayor a ser bautizada por el PDA como democracia.

No obstante, los movimientos del Polo sugieren que salvo la diferencia en el discurso, ganadores y perdedores son la misma caterva que va por el gran bot n. Petro acept que Jaime Duss n contin e en la presidencia del PDA hasta el 15 de octubre, lo que habla muy mal de la posici n del ahora candidato frente a la corrupci n y al incumplimiento de las misiones que le son asignadas a un funcionario, sea del gobierno o de un partido pol tico: Si Jaime Duss n viol su compromiso de neutralidad, si encabez una diplomacia paralela que supuestamente molest al candidato, por qu va a continuar en la presidencia de la colectividad?

Eso no tiene buena apariencia huele a que la consulta fue una especie de operaci n avispa y tiene un sabor de acuerdo por debajo de la mesa para llevar a las urnas a todos los sectores de la izquierda, ya sea con falsas promesas o discursos aparentemente opuestos e irreconciliables, pero cuyo prop sito es monol tico en el seno de la dirigencia polista: conquistar el poder por los votos para luego destruir la democracia es que el Polo no va a renunciar a los dogmas y estrategias mafiosas que vienen imponiendo sus colegas del Foro de Sao Paulo en toda Latinoam rica
botas polo ralph lauren mujer Le queda algo de democr tico al Polo