ralph lauren lentes las marcas de lujo también lloran

Dicen por ahí que no les interesa vender. Antes bien, que lo de ellos es “crear mundos”, ser distintos y tomar lo más importante del ser humano: lo aspiracional. Y sin embargo, a la hora del balance, más de una empresa del sofisticado rubro, ha decidido tomarse cinco minutos para pensar en lo que viene.

Según reveló la consultora internacional de negocios Bain Company, el consumo de artículos de lujo se reducirá sustancialmente este ao y dejará de crecer en 2009 a raíz de la crisis global. De concretarse, será la primera recesión en seis aos que vivirá la industria donde se acomodan nombres tan exclusivos como Gucci, Ralph Lauren, Coach, Louis Vuitton, Hermes y Loro Piana, entre otros.

El estudio reveló que el crecimiento global de las ventas de esos bienes se reducirá en 2008 a 175.000 millones de euros, una caída del 3%. En este sentido, Bain sealó que, en 2009, los bienes de lujo se enfrentarán a su primera recesión en 6 aos, aunque sin embargo estimó que existen menos argumentos para ser pesimista en el largo plazo debido al surgimiento de nuevos mercados como Rusia, China e India.

“El impacto de la crisis financiera llevará a algunos sectores hacia una recesión”, sealó Claudia D’Arpizio, socia de Bain basada en Milán y autora del estudio. “Cuánto y cuán larga sea esta recesión dependerá en parte de cómo reaccionen las compaías. Las más resistentes serán aquellas con marcas internacionales y diversificadas”, agregó la especialista en el informe.

El estudio anuncia una caída del 7% en las ventas globales de bienes de lujo en 2009, un panorama poco alentador si se lo compara con el crecimiento del 9% que se experimentó en 2006 y del 6.5% en 2007.

Los maduros están “out”

Por supuesto hay matices. Dado que los mercados “maduros” contribuyen con casi el 80% de las ventas mundiales de bienes de lujo, el ablandamiento del gasto en cada región ya está generando cambios. Japón representa un 12% de las ventas mundiales. Un Yen débil en oposición al Euro en 2007 ha empujado a los consumidores de bienes de lujo de ese país hacia productos de menor valor, como fragancias o zapatos, lo que disminuye el valor de la compra promedio. La crisis de consumo se profundizó en 2008 aunque el Yen se recuperó respecto al Euro, mostrando una recesión real.

Para los europeos, las noticias son alentadoras. Europa se mantiene como el principal mercado de bienes de lujo; representa un 38% del mercado global y ha logrado un récord de crecimiento de 6.000 millones de euros, un 10% en 2007. Aun así, se espera que el crecimiento de la región se enfríe en 2008, para avanzar sólo un 5% en relación al 2007. La mayor parte del crecimiento de la región será impulsada por Europa del Este.

Estados Unidos, que registró un crecimiento del 4% en las ventas de bienes de lujo en 2007, se mostrará estancada en la medición ao a ao. Según el informe, será el primer ao de estancamiento desde el 2001. El impacto del “súper euro” combinado con la crisis sub prime aleja los consumidores de los segmentos más accesibles, que incluye marcas como Tiffany y Coach.

A mayor lujo, menor recesión

El estudio también revela desigualdades entre los distintos segmentos de marca. Para los consumidores de marcas “más accesibles” representados por Coach o Ralph Lauren, fueron directamente afectados por la economía global actual. El segmento muestra un rendimiento inferior al del mercado, creciendo sólo un 4% en 2007 en relación a 2006 y se estima que se estancará en 2008.

Sin embargo, en el caso de las marcas identificadas como “aspiracionales” Gucci o Louis Vuitton dan perfecto con el perfil éstas son adquiridas por consumidores que buscan acceder al estilo de vida que estas marcas representan. Su crecimiento se mantuvo estable en 2007 al avanzar 9%, en la medida que nuevos consumidores entraron y salieron del segmento de bienes de lujo. Para las marcas de lujo “absoluto” como Hermes o Loro Piana, el diagnóstico es que no habrá mayores cambios dado que el elitismo y tradición que ostentan atraen a los consumidores más afluentes. Incluso se estima que seguirán creciendo.
polos ralph lauren las marcas de lujo también lloran