sudaderas ralph lauren Leonardo da Vinci

Hablar de Leonardo da Vinci (1452 1529), uno de los mayores genios que jam s ha dado la humanidad, evoca inmediatamente a la Gioconda, La ltima cena o El hombre de Vitruvio. Sin embargo, su labor art stica no es solo m s que la peque a punta del iceberg de todos los conocimientos que consigui reunir en torno a s el genio italiano. Y las ciencias fueron, sin duda, una de las materias en las que m s se explay , ya fuera en anatom a, ingenier a, bot nica, biolog a o geometr a. Su m todo de aprendizaje era simple: observaci n de la naturaleza y experimentaci n. De hecho, sus or genes estuvieron m s bien alejados de los manuales y las bibliotecas. Lo prueba el hecho de que hasta una edad ya adulta no aprendi lat n, idioma dominante en la ciencia del siglo XVI. plenamente consciente de que al no ser un hombre de letras, ciertas personas presuntuosas puedan pensar que tienen motivos para reprochar mi falta de conocimientos. Necios! Acaso no saben que puedo contestarles con las palabras que Mario dijo a los patricios romanos: Aqu llos que se engalanan con las obras ajenas nunca me permitir n usar las propias escribi al respecto dolido con aquellos que minusvaloraron su obra.

Desde la semana pasada la Queen Gallery de Londres expone 87 dibujos de la anatom a humana realizados por Da Vinci, lo que supone una de sus colecciones m s amplias referidas a un nico tema. A trav s de sus esbozos, el italiano reproduce con exactitud un beb en el tero materno las semillas tienen un cord n umbilical que se rompe cuando la semilla alcanza la madurez un coraz n o partes del cr neo humano. Y es que seg n sus eruditos su af n por estudiar la naturaleza le llev a diseccionar m s de 30 cad veres. “Si Leonardo hubiera publicado sus dibujos, hubiera sido la figura m s importante en publicar sobre anatom a humana y se lo considerar a a la par que Galileo o Newton”, asegura Martin Clayton, conservador de The Queens Gallery.

Su labor como inventor se bas en su af n cient fico. Y en la mayor a de las ocasiones estuvo por delante de su tiempo. Ide una especie de autom vil, un helic ptero de amortiguadores para asegurar un placentero aterrizaje , un submarino, bicicletas y un tanque, aparatos que, simplemente, no se pudieron concretar porque no lo permit a la tecnolog a de su tiempo. Para explorar las profundidades acu ticas cre una escafandra. Y en su cuenta tambi n se encuentran cuentakil metros, paraca das, rayadores de pan.

Tampoco se qued atr s en ingenier a civil. En su mente proyecto una ciudad en cuyas calles se circulase a dos niveles. Una inferior para los veh culos y otra superior destinada a los peatones. Tambi n esboz sistemas de alcantarillado y calefacci n para facilitar la vida de los ciudadanos.

El resplandor de la Tierra

En astronom a,
ralph lauren replica Leonardo da Vinci
Da Vinci desvel el misterio de c mo se puede apreciar el resplandor de la Tierra. La soluci n es sencilla para una persona del siglo XXI: Cuando el Sol se pone en la Luna, esta se oscurece aunque no completamente. Hay todav a una fuente de luz en el cielo: la Tierra. Nuestro propio planeta ilumina la noche lunar con un brillo 50 veces mayor que una luna llena, produciendo el resplandor ceniciento. La cuesti n es que, en torno al a o 1500, muy pocas personas sab an que la Tierra giraba alrededor del Sol. Aunque se equivoc en una cosa, la Luna carece de oc anos y atm sfera, como el propuso. Tambi n las mentes m s privilegiadas fallan a veces.

Su creatividad fue contratada en varias ocasiones para la fabricaci n de artefactos b licos, un campo en el que los se ores, aqu s , siempre estaban dispuestos a rascarse el bolsillo. Adem s del tanque, trabaj en ca ones, ametralladoras, bombas de racimo, puentes desplegables para atravesar r os y torres m viles para asaltar fortalezas. Incluso dise un robot: un caballero armado que pod a sentarse, agitar sus brazos, y mover su cabeza mientras abr a y cerraba su mand bula. Llego a ofrecer sus servicios al dux de Mil n como alguien capaz de hacer acorazados totalmente imposibles de atacar y capaces de penetrar las filas del enemigo con su artiller a, y no habr com pa a de soldados tan grande que pueda resistirlos. Y tras ellos podr seguir la artiller a, sin sufrir bajas, sin encontrar resistencia Sin embargo, el italiano siempre odi la guerra, a la que calific como bestial el hombre es el rey de las bestias, porque su brutalidad excede la de ellas. Vivimos de la muerte de otros, somos como cementerios andantes. Llegar el momento en que el hombre ver el asesinato de los animales como ahora ve el asesinato de los hombres escribi .

La mayor a de sus creaciones quedaron relegadas al ba l de los recuerdos y de hecho solo se conoce hoy de ellas por las anotaciones y dibujos del italiano, que suman miles. Su carrera cient fica fue m s que prol fica. Aunque tampoco se queda atr s su legado sobre decoraci n de jardines e interiores, filosof a, moda, invenci n de juegos, o cocina despedido como cocinero de dos tabernas florentinas por sus recetas innovadoras .
ralph lauren replica Leonardo da Vinci