camisa polo ralph lauren mujer Diverticulosis y Diverticulitis

20 de Octubre, 2008 . GeneralMás del 50% de la población mayor de sesenta aos padece de Diverticulosis. En la mayoría de los casos es asintomática; pero se debe tener una dieta adecuada para evitar las complicaciones, que pueden llegar a ser mortales. Cuando comienza a dar los síntomas, pasa al segundo estado que es la Diverticulitis.

Los divertículos son bolsas de la mucosa que se han herniado a través de las capas musculares en puntos débiles de la pared intestinal. Pueden medir desde 2 o 3 cm. hasta más de 20 cm. La frecuencia de diverticulosis aumenta con la edad, se cree por una disminución gradual de la fuerza de tensión de la mucosa intestinal.

Los divertículos pueden encontrarse en diversos sectores del tubo digestivo: esófago, estómago, intestino delgado y colon. El colon es el lugar más frecuente para su desarrollo. Las poblaciones occidentales son más propensas, por el consumo de una dieta con menor cantidad de residuos (fibra alimentaria).

El síntoma más común es dolor o cólico a veces severo, retorcijones en los cuadrantes inferiores (más frecuentemente en el izquierdo), que persisten desde unas horas hasta varios días. El dolor suele ser más fuerte luego de la ingesta, en esos episodios el paciente puede experimentar constipación, diarrea, flatulencia o dispepsia.

Las complicaciones de la Diverticulosis son:

Diverticulitis: un proceso inflamatorio, que se debe a la retención de materia fecal en el saco diverticular. Los síntomas son fiebre que puede acompaarse de escalofríos, náuseas y vómitos y dolor abdominal constante. El tratamiento consiste en dejar el colon en reposo, sin ingesta de alimentos y combatir la infección. Los síntomas duran entre 3 y 10 días. Un 70 85% de los pacientes se recupera, el resto requiere cirugía, que debe ser urgente cuando hay signos de peritonitis y oclusión intestinal. No es necesario resecar todos los segmentos del colon que contienen divertículos, sólo el sector con diverticulitis.

Hemorragia: que suele ser leve y generalmente cede de manera espontánea. La cirugía se reserva en pacientes con hemorragias que no ceden o sangrados recidivantes y abundantes. Si hay hemorragia continua de la mucosa diverticular erosionada, puede presentarse anemia crónica.

Estrechamiento de colon provocando suboclusión intestinal

Fístulas

El tratamiento para Diverticulosis no complicada de intestino delgado y grueso se basa en aliviar los síntomas y prevenir o posponer las complicaciones. Tiene por finalidad aumentar la masa fecal, o sea, evitar el estreimiento y el desarrollo de presiones intraluminales elevadas.

La dieta debe ser alta en fibra, mínimo 10 a 25 g/d, distribuidos a lo largo del día y paulatinamente, de lo contrario el paciente puede presentar más molestias que mejoras. Esto promueve heces voluminosas, que pasan con mayor rapidez y producen presiones más bajas dentro del colon.

La fibra aumenta de volumen al absorber agua. Pero el 50 a 75 % de la fibra es digerida en colon derecho formando ácidos orgánicos volátiles; esto ejerce efecto osmótico que aumenta el peristaltismo además de aumentar la masa de materia fecal.

Entonces la dieta debe ser alta en fibra, pero no se debe perder de vista los micronutrientes, ya que la fibra aumenta las pérdidas fecales de calcio, magnesio y zinc. La prevención a través de la dieta es esencial para evitar las complicaciones de una patología silenciosa.

Pautas para tener siempre presente

No ingerir alimentos con semillas como pueden ser la frutilla, el higo, las uvas y el kiwi, ya que las mismas pueden ubicarse en el divertículo e inflamarlo.

Ir incorporando poco a poco y según la tolerancia individual, los alimentos ricos en fibras.

Beber de 2 a 3 litros diarios, en lo posible fríos.

Fraccionar la alimentación en 6 o 7 comidas.

Hacer ejercicio físico para fortalecer los músculos abdominales.

Responder a la urgencia de defecar, dedicándole el tiempo necesario, para evitar constiparse.

Si la enfermedad se complica, puede producir:

Obstrucción (completa o incompleta)Hemorragia. Progresar la alimentación lentamente, para permitir una correcta adaptación del intestino.Una vez superada la etapa aguda, debe continuarse con el plan de alimentación adecuado a la enfermedad diverticular.
camisetas polo mujer ralph lauren Diverticulosis y Diverticulitis