cazadoras ralph lauren Por qu la de Ch vez fue una gran victoria

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la informaci n y discusi n de todo lo relacionado con nuestro pa s, departamento y ciudad, pero tambi n de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fen menos sociales y datos hist ricos tienen su sitio aqu . Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los dem s y sin insultos. .

Temas Similares Tema Autor Foro Respuestas ltimo mensaje Farc felicitan a Hugo Ch vez y a los venezolanos por victoria en las urnas Tyler Durden Politica y Sociedad 7 12 10 2012 21:44:48 Lula a Ch vez: Tu victoria ser nuestra victoria ALBAFIKA DE PISCIS Politica y Sociedad 1 07 07 2012 17:36:37 [Humor] Ch vez denuncia que le robaron victoria a Venezuela Jake_Green Noticias 2 21 07 2011 11:03:34 “Estuvimos a un gran nivel y conseguimos una gran victoria”: Guardiola RICARDO69 Noticias 6 30 11 2010 12:20:00 Las Farc saludan la victoria de Hugo Ch vez Darth DarK^^ Politica y Sociedad 12 25 07 2007 11:12:56

P gina 1 de 2 1 2 >A menudo los trabajadores y desempleados estadounidenses oyen decir que las elecciones presidenciales en curso son de las m s importantes en la historia de este pa s. En medio de ndices elevados y continuados de desempleo y subempleo, reducci n salarial e inminentes recortes masivos de los programas sociales que benefician a los trabajadores (como Medicare, Medicaid y la Seguridad Social), nos encontramos en una situaci n particularmente grave en la trayectoria de este pa s. Sin embargo, los programas que defienden ambos candidatos presidenciales y los partidos que representan son los mismos que han perpetuado los efectos devastadores de la Gran Recesi n para los trabajadores. Estas pol ticas han beneficiado a Wall Street, a los bancos, a las grandes multinacionales y a los ricos, mientras que para los trabajadores solo han supuesto mayores sacrificios.

Las elecciones presidenciales estadounidenses no enfrentan a dos visiones diferentes sobre la direcci n del pa s. Lo que tenemos, m s bien, es una lucha t ctica entre pol ticos representantes de las grandes empresas sobre la manera m s efectiva de vender los proyectos de estas corporaciones al p blico y continuar la guerra de clases unidireccional contra los trabajadores. En estas elecciones no est en liza ning n cambio de las reglas de juego; muy por el contrario, son una muestra del dominio que ejerce el 1% sobre el sistema pol tico y econ mico. Se pide a los votantes de la clase trabajadora que escojan su propio veneno, una decisi n que, como es l gico, despierta poco entusiasmo en ellos.

Qu contraste tan enorme con las elecciones presidenciales en Venezuela! Los votantes venezolanos tambi n han escuchado en numerosas ocasiones que el resultado de la contienda entre el Presidente Ch vez y su rival, Henrique Capriles, ser a crucial para la historia de su pa s, pero ellos sent an esa disyuntiva en carne propia y por propia experiencia.

Durante d cadas, Venezuela ha estado dominada por un sistema bipartidista que ofrec a la ilusi n de poder decidir, aunque los programas de ambos partidos estuvieran dirigidos por los intereses de una reducida lite olig rquica que expoliaba toda la riqueza creada por los trabajadores. Pero dicho sistema no pod a mantenerse por siempre. En 1989, el levantamiento popular por razones econ micas conocido como “el Caracazo” se sald con la muerte de miles de descontentos pero sirvi para consolidar las organizaciones de base que propiciar an la triunfal elecci n de Ch vez en 1998 y el final de las reglas del juego imperantes. En lugar de trabajar desde el interior de la maquinaria pol tica, Ch vez se enfrent a ambos partidos y a los oligarcas que les sosten an y aprovech el apoyo de los movimientos populares de Venezuela.

Desde entonces se ha desarrollado una lucha constante. Por un lado, el 1% del pa s ha intentado derrocar, vencer y sabotear a Ch vez. Por el otro, la masiva resistencia activa del pueblo se ha opuesto a que las cosas volvieran a ser como antes de 1998. En este proceso se ha remarcado la l nea entre clases y Ch vez ha ido aumentando progresivamente su apoyo a las iniciativas de los trabajadores y los pobres para organizar su propio poder sobre el que sustentar la direcci n del pa s. Capriles, en el otro extremo, representa a la lite econ mica que pretende retomar el control pol tico.

Cu les han sido los resultados de este proceso en comparaci n con lo que ocurre en Estados Unidos? En la Venezuela de Ch vez, se ha dado marcha atr s a la privatizaci n del sector petrolero y cuando algunas grandes compa as se han visto incapaces o poco dispuestas a cumplir con las necesidades sociales, el gobierno se ha hecho cargo de ellas en beneficio del pueblo. Por el contrario, cuando la codicia de Wall Street hundi a Estados Unidos en una crisis econ mica,
polo hombre ralph lauren Por qu la de Ch vez fue una gran victoria
se inyectaron billones de d lares de los contribuyentes al sector bancario en forma de fianzas y pr stamos mientras se permit a que los trabajadores sufrieran las consecuencias.

Seg n estudios de la Comisi n Econ mica para Am rica Latina y el Caribe (CEPAL) dependiente la ONU, Venezuela se sit a en el primer lugar de una lista de doce pa ses latinoamericanos en cuanto a reducci n de las desigualdades internas. (CBO), entre 2003 y 2005 la transferencia de riqueza del 95% al 5% m s rico ascendi a 400.000 millones de d lares antes de impuestos, lo que corresponde a una aportaci n de 3.360 d lares de cada unidad familiar del 95%. Aunque hubo un descenso de la desigualdad tras la quiebra del mercado burs til provocada por el agotamiento de la cartera de valores, poco despu s la tendencia hacia la desigualdad volvi a acelerarse. Desde 2010, el 1% m s poderoso ha acaparado el 93% de los beneficios econ micos.

Cuando Ch vez asumi el cargo por primera vez, el desempleo en el pa s era del 16,1%. Hoy se ha reducido hasta el 6,5% (1); adem s, el salario m nimo y las aportaciones en alimentos son de los m s altos de la regi n. Estados Unidos, por el contrario, tiene 23 millones de personas desempleadas o subempleadas y el salario m nimo ha ca do muy por debajo del coste de la vida.

En Venezuela, la pobreza extrema ha disminuido del 21% en 1999 al 6,9% actual (2). En Estados Unidos, la tendencia es exactamente la opuesta. Seg n la Oficina del Censo, el a o pasado otros 2,6 millones de estadounidenses cayeron por debajo de la l nea de pobreza, sum ndose a los 46,2 millones que ya lo estaban. Estas cifras suponen el mayor n mero de ciudadanos viviendo en la pobreza desde que la Oficina del Censo comenz a registrar dicho dato hace 52 a os.

Respuesta: Por qu la de Ch vez fue una gran victoria

Millones de familias estadounidenses han sido arrojadas a las calles debido al gran n mero de desahucios inmobiliarios. En Venezuela no existen los desahucios. En realidad, el dinero que sol a ir a parar a los bolsillos de la minor a acaudalada se utiliza ahora para construir cientos de miles de viviendas dignas para quienes las necesitan.

Seg n la mayor a de los indicadores, incluyendo los de educaci n y sanidad, la direcci n que llevan Venezuela y Estados Unidos no puede ser m s divergente en relaci n con la manera en que se benefician de los programas gubernamentales las fuerzas sociales, los empresarios superricos o la inmensa mayor a compuesta principalmente de trabajadores.

Esta diferencia no procede fundamentalmente del car cter de Ch vez y Obama, sino de que en Venezuela las organizaciones de trabajadores y comunitarias han asumido el liderazgo pol tico mediante una incesante actividad organizativa de masas en defensa de su propio inter s. Ch vez ha apoyado sus esfuerzos y ha abierto las puertas a su desarrollo redirigiendo la riqueza de la econom a del pa s para dar mayor poder a la inmensa mayor a de la naci n y apartarla de los bolsillos del 1% m s rico.

La diferencia de prioridades se ve tambi n reflejada en la manera en que se realizan las campa as electorales en ambos pa ses. El pasado 5 de octubre, por ejemplo, hasta tres millones de entusiastas partidarios de Ch vez tomaron las calles de Caracas en v speras de las elecciones del domingo. Esta gran asistencia se consigui , en gran parte, gracias al trabajo realizado en los barrios, lugares de trabajo y locales sindicales y comunitarios, utilizados por los organizadores para trasmitir, de persona a persona, la necesidad de conseguir el mayor n mero posible de participantes en el acto. Seg n parece, los barrios populares de las colinas densamente pobladas que rodean Caracas se iban vaciando a medida que los participantes bajaban a la movilizaci n. Y se no fue el nico de los actos multitudinarios que tuvieron lugar a lo largo de todo el pa s a medida que se acercaba el d a de la elecci n. Es de se alar que las concentraciones en apoyo a Capriles contaron con una peque a fracci n de los participantes que desafiaron el calor tropical y los chaparrones para apoyar al presidente Ch vez.
polo hombre ralph lauren Por qu la de Ch vez fue una gran victoria